Funky -  Luz y Sal (feat. Edward Sanchez)

(imagen no alojada en esta página)
"Luz y Sal" es el título de un nuevo tema sencillo que el cantante de musica cristiana conocido simplemente como Funky lanza en el 2017; con la participación del guitarrista Edward Sanchez.

En sus propias palabras, el mensaje que desea transmitir con esta canción es el siguiente:
"Estamos aquí para ser luz, para mostrar los colores de Dios al mundo. No podemos guardar a Dios como un secreto. Hay que hacerlo público y visible. Jesús nos está poniendo como una lámpara al mundo en la cima de una colina, ahora nos toca brillar. Manteniendo puertas abiertas; Siendo generosos con la gente. Procurando que con nuestras vidas hagamos visible al "invisible". Siendo así la gente verá quién es Dios verdaderamente y querrán acercarse más al Padre Celestial."




Desde el 23 de Julio Luz y Sal de Funky está disponible para descargar en las tiendas digitales de costumbre incluyendo Amazon-mp3 e iTunes.

Funky también lo ha hecho disponible para que todos pueden escucharlo totalmente gratis en su canal de Youtube a través de esta 2 opciones:

el video musical oficial


Grabado en el Centro Histórico de Quito, Ecuador.

Video con el audio acompañado de la letra


Lyrics:

Quién soy yo? para señalar aquel que ha caído
y beber de esta copa de ignorancia
Quién soy yo? para criticar aquel que está perdido
si alguna vez yo estuve allí

Dame un razón para hacer leña de ese árbol caído
Una razón para no amarle
Dame un razón para hacer leña de ese árbol caído
Una razón para no amarle

Sé luz es lo que me pide Jesús
Luz para alumbrar el camino del que está perdido
y no se hunda en la tormenta
Sé sal y donde hay necesidad sal
para devolver el sabor de su gran amor
y regarlo por la tierra

Quién soy yo? para destruir lo que Dios restaura
y olvidar su misericordia
Quién soy yo? para ignorar a aquel que está herido
si alguna vez yo estuve allí

Quién soy yo? para manchar lo que está limpio
si alguna you estuve en esa situación
Prefiero no lanzar la primera piedra
y no ser esclavo de mi propia acusación
No voy a dañar o criticar lo que Cristo
con su sangre poderosa ya limpió
No condenaré lo que él ya redimió